By Marcela Paz

Show description

Read or Download Papelucho Historiador, Òîì 3 PDF

Similar spanish books

Educación, poder y biografía: diálogos con educadores críticos

Este libro es una dinamica y estimulante recopilacion de entrevistas, algunas maravillosamente personales, incluso confesionales en el sentido mas fascinante, con algunos de los mas brillantes e importantes educadores de nuestro tiempo. Maestros, futuros maestros y lideres comunitarios han estado esperando ansiosamente un libro como este, por lo que sera ampliamente leido.

Dialogue in Spanish: Studies in functions and contexts

Discussion in Spanish presents a robust theoretical and empirical origin for the research of debate. This edited number of twelve unique reports contributes to a wide comprehension of debate in basic contexts: own interactions between family and friends; and public speech, akin to political debates, scientific interviews, courtroom translations and repair encounters.

Additional info for Papelucho Historiador, Òîì 3

Example text

Bien apurados, como si fuéramos al teatro. Pero la señorita Carmen no aparecía. Entonces por fin llegó la señora Riquelme y dijo que la iba a reemplazar porque la señorita Carmen se había enfermado. Y la señora Riquelme es una veterana que le enseña Historia a los de 3° Medio. Porque es verdaderamente SABIA. Así que resolvimos ponerle mucha atención para aprenderlo todo de una vez y cuando se mejore la señorita Carmen darle la sorpresa. —¿Cuál fue la última clase, niños? —dijo con voz amarilla.

Caupolicán sin sospecharlo preparó el asalto para esa hora y entró en Cañete con su ejército. Pero apenas habíamos entrado los araucanos, se cerraron las puertas de la ciudad, y los españoles que estaban escondidos esperando este asalto nos cayeron encima. Se armó la grande. Fue una carnicería terrible. En la batalla araucanos y españoles murieron por montones. Nos vencieron y Caupolicán fue tomado preso. Le amarraron las manos con pesadas cadenas. Caupolicán era un gran valiente y en su orgullo de indio sufría terriblemente al verse derrotado y prisionero de los españoles.

Pero a pesar de todo, un buen día lo dejaron preso en una de las peleas con los españoles. Y ese Jefe dio orden que le cortaran las manos. Galvarino estiró un brazo y se dejó cortar la mano sin pestañear. Luego estiró el otro y no dijo ni pío... Cuando se vio sin manos, le gritó a los españoles: "Todavía me quedan fuerzas para pelear contra ustedes. " Pero los españoles prefirieron dejarlo vivo para que los demás indios vieran lo que les podía pasar. Galvarino esperaba... Vio que entre los españoles había un Picunche que cumplía sus órdenes.

Download PDF sample

Rated 4.98 of 5 – based on 15 votes