By Humbert, Jean-Louis Vial, Patrick

Ce sont ces r#232;gles simples, ces conseils pratiques que nous avons voulu exposer dans cet ouvrage qui sadresse en particulier aux candidats des concours administratifs [...].

Show description

Read Online or Download Bien R#diger. Gides Bordas PDF

Best spanish books

Educación, poder y biografía: diálogos con educadores críticos

Este libro es una dinamica y estimulante recopilacion de entrevistas, algunas maravillosamente personales, incluso confesionales en el sentido mas fascinante, con algunos de los mas brillantes e importantes educadores de nuestro tiempo. Maestros, futuros maestros y lideres comunitarios han estado esperando ansiosamente un libro como este, por lo que sera ampliamente leido.

Dialogue in Spanish: Studies in functions and contexts

Discussion in Spanish presents a robust theoretical and empirical starting place for the research of discussion. This edited selection of twelve unique reviews contributes to a huge comprehension of discussion in normal contexts: own interactions between family and friends; and public speech, similar to political debates, scientific interviews, courtroom translations and repair encounters.

Additional resources for Bien R#diger. Gides Bordas

Sample text

El mago hablaba ahora con una voz sedosa. El comandante se obligó a mirar a los oscuros ojos, que chispeaban con un brillo malicioso. —Entonces ¿queréis, señor mago —preguntó, poniendo en la palabra el suficiente énfasis para que el hechicero se diera cuenta de que el comandante consideraba al rey un guerrero mucho más experimentado que todos sus jactanciosos señores de la magia y que, por ende, no tendría el mismo punto de vista sobre la prudencia de su oficial—, que envíe más hombres a patrullar por el Cuerno?

Elminster se quedó paralizado un instante y al punto se arrodilló, la saeta de otro proscrito pasó zumbando por el aire para ir a caer al fondo nevado del barranco. Elminster la vio pasar y luego alzó la vista. Podía trepar hasta el borde del barranco y ver desde arriba hacia dónde se habían ido los soldados; había parado de nevar y el viento había cesado, dejando las colinas de los alrededores cubiertas de una blanca y lisa capa de nieve reciente. Sí, y también cualquiera podría verlo mientras trepaba...

Tempus y Tyche, ayudadme, porque creo que me hace falta que los dos me echéis una mano —musitó Elminster mientras se apresuraba sobre el helado polvo de nieve. Un momento después había llegado al matorral y se agachaba al sentir el impacto de una tercera saeta, que desprendió nieve del cercano ramaje, chocó contra un arbolillo y cayó rota en el suelo, en algún punto a su izquierda. ¡Qué distinta era esta lucha de las que cantaban los juglares itinerantes! Mientras pensaba esto, llegó donde estaban las dos primeras ballestas, tiradas en la profunda nieve.

Download PDF sample

Rated 4.32 of 5 – based on 15 votes